El perdón es fundamental, expresa Dubian Giraldo, el hombre que se desempeña como director de la emisora ‘Granada Stereo’. Es fundamental para comprender lo que ha sucedido alrededor del conflicto armado, pero también para superarlo, dice, de ahí la importacia del Salón del Nunca Más, proyecto al que le ha dedicado un especial esfuerzo. “Todos los procesos de perdón por cada familia son diferentes, pero a las familias que están más cercanas al proyecto del Salón se les ha hecho más fácil canalizar ese dolor”.

Dubian trabaja en Granada Stereo desde el año 2009. En varias ocasiones ha sido parte de inicativas de construcción de memoria al lado de las víctimas del conflicto armado en su municipio. De acuerdo con sus palabras, es interesante contar lo que pasó en Granada durante más de 30 años de violencia para que ello no se repita.

Cuando el conflicto armado se expresó con fuerza en Granada, Dubian ya tenía conciencia sobre lo que estaba sucediendo: “yo estaba estudiando en el colegio, no estaba tan pequeño”. Sin embargo, no dejaba de ser un joven que hacía lo que en sus manos tenía: “trataba de aislarme entreteniéndome con mis amigos”. Con el tiempo ha sido posible comprender las secuelas de la violencia, comprender que esos hechos del pasado aún tienen su impacto en el presente: “ya grande veo que la dinámica del municipio cambió. Se ve lo complicado de lo que aquí pasó y esas cosas no pueden volver a pasar porque generaron mucho atraso en todos los caminos del municipio”.

La tarea es sencilla, aunque no por ello deja de ser de vital importancia: mostrar desde la emisora, desde el canal de televisión, desde los medios impresos, desde las redes sociales, desde donde sea posible pero mostrar, que Granada está más allá de los hechos violentos que para gran parte de Colombia y el mundo los hicieron reconocidos; enseñar que en Granada suceden multiplicidad de actividades que dan muestra de esa capacidad organizativa y de su capacidad de resistir, que del municipio hacen parte hombres y mujeres dispuestos a recordar lo que sucedió y a aprender de ello para crecer. Por ello es fundamental el perdón y también la memoria, y el ejercicio que hacen ahora Dubian y su equipo desde las diferentes vías que usan para la comunicación de lo que ha sido y lo que es ahora Granada.