1987 fue uno de los años con mayor número de asesinatos de líderes y defensores de los Derechos Humanos, y Medellín puso la mayoría de los muertos. Tan solo en la Universidad de Antioquia, entre julio y diciembre, los paramilitares asesinaron a 17 estudiantes y profesores que estaban vinculados al Comité de Derechos Humanos, a la Unión Patriótica o la Juventud Comunista. Treinta años después recordamos sus nombres.

Loading...

Loading…

Colores-3