Luis Fernando Vélez fue asesinado el 17 de diciembre de 1989, cuando presidía el Comité Permanente de Derechos Humanos de Antioquia. Según su familia, el caso goza de total impunidad debido a que no hubo sentencias judiciales, procesos de verdad y reparación.

Las memorias de la familia Vélez Vélez y su lucha contra la impunidad fueron los aspectos en los que se centró Yhobán Camilo Hernández en la tesis que realizó para alcanzar el título como magister en Ciencia de la Información, con énfasis en Memoria y Sociedad, de la Universidad de Antioquia.

Para el investigador, el caso de la impunidad jurídica en el caso de Luis Fernando Vélez es evidente; sin embargo, en su tesis profundiza sobre conceptos de impunidad cultural y social, que hace referencia a la marginación de su figura y de su trabajo del discurso público y de la memoria histórica asociada a las violencias políticas que han ocurrido en el país, especialmente en Medellín. Por ejemplo, el silencio del Partido Conservador, en el que militó el Luis Fernando, y que no ha hecho un solo homenaje póstumo.