El narcotour que muestra la otra cara del Cartel de Medellín

El narcotour que muestra la otra cara del Cartel de Medellín

Durante cuatro meses, 42 estudiantes y un profesor de la Universidad Eafit emprendieron la tarea de reconstruir la historia del Cartel de Medellín, uno de los capítulos más narrados del pasado violento de la ciudad. El resultado se encuentra en un sitio web que propone un recorrido por 19 relatos que le dan voz a las víctimas del narcotráfico en Medellín y Bogotá.

Por Esteban Tavera

La idea de contar el otro lado de la historia del narcotráfico y de Pablo Escobar se le ocurrió al profesor y periodista Mauricio Builes, a propósito de la llegada constante de extranjeros atraídos por los planes turísticos que, por un valor entre los 50 y los mil dólares, ofrecen recorridos por los sitios que conservan la historia del capo del Cartel de Medellín. El paquete, conocido como “Nacotour” o “Pablo Escobar Tour”, incluye visitas a lugares como el Museo de la Policía Nacional en Bogotá, la Hacienda Nápoles, ubicada en el Magdalena Medio antioqueño, y la casa donde fue abatido el narcotraficante, en el barrio Los Olivos de Medellín.

Para Builes, muchos de esos extranjeros llegan al país cautivados por las series televisivas que enaltecen la figura de Escobar, pero estos relatos no incluyen las versiones de sus víctimas. Esas voces casi nunca son escuchadas; por esta razón, Narcotour, el trabajo periodístico que realizó junto a sus estudiantes del curso de Periodismo Internacional de la Universidad Eafit, propone un recorrido por la historia del Cartel de Medellín desde la perspectiva de las personas que sufrieron los crímenes del narcotráfico.

FotoPabloVive
“Nuestra intención no es tumbar edificios o borrar las huellas de Pablo Escobar, lo que queremos es aprovecharlas para contar lo que nos ha pasado, por eso buscamos que el nombre del sitio web, “Narcotour”, sirva como gancho para quienes están buscando ese servicio en el exterior. Ahora, estamos pensando en crear una versión móvil: si los turistas van al edificio Mónaco, donde habitaba la familia de Pablo Escobar, o al cementerio Montesacro, donde está su tumba, podrán abrir en su celular el reverso de esa historia contada por las víctimas”, aclara Builes.

María Alejandra Carrillo, estudiante de séptimo semestre de comunicación social de la Universidad Eafit, participó en la construcción de este especial periodístico. Para ella, además de poner el foco en los relatos de las víctimas, la nueva versión del narcotour trae al presente una historia que para muchos está olvidada.

“En esta ciudad hay muchas víctimas que no han hablado, hay muchos crímenes impunes, hay mucho silencio. Esta es la razón por la que hacemos este trabajo y por la que hay que seguir haciendo memoria sobre lo que nos pasó. En esta ciudad olvidamos muy fácil, por eso es necesario recordar y entender que esa realidad se sigue presentando. Nosotros nos encontramos con muchas personas que no quisieron hablar y eso se debe a que todavía sienten temor.”, dice Alejandra.

Algo similar le sucedió a Pablo Valencia, estudiante de octavo semestre, en el proceso de investigación de una de las historias del especial. Su experiencia le demostró que no es fácil reconstruir los relatos de las víctimas en una ciudad que conserva muchos patrones de la violencia que sembró el Cartel de Medellín.

“Uno cree que el legado de Pablo Escobar quedó en el pasado de esta ciudad –dice Pablo Valencia–, pero haciendo este trabajo pude notar que ese legado sigue vigente. A mí, por ejemplo, me tocó salir corriendo de La Estrella cuando estaba haciendo algunas preguntas en el bar Los Trece Botones, un lugar en donde se reunían algunos integrantes del Cartel de Medellín a planear acciones armadas. Cuando estaba allá se me acercó una persona y me dijo: ‘¿cuál es su averiguadera?, ¿para qué revivir el pasado? Dejá la preguntadera y abríte de aquí, maricón’”.

Para el profesor Mauricio Builes, el silencio que hay al rededor del tema se debe, en gran medida, a que no hay una organización de víctimas de los carteles del narcotráfico, como sí pasa con las víctimas de otros actores armados.

“Es necesario que la Alcaldía propicie la creación de una organización de víctimas del narcotráfico. Nuestra intención es que este trabajo periodístico aporte a ese fin. Además, queremos que estos relatos lleguen al Museo Casa de la Memoria, pues la persona más buscada en Google por los extranjeros que visitan el museo es Pablo Escobar y, paradójicamente, es un asunto que el museo no ha abordado”, explica Builes.

Además de contar los relatos de las víctimas de Medellín y Bogotá, este grupo de universitarios quiere ampliar el narcotour a otros escenarios como Cali donde también se padeció la guerra del narcotráfico. Además, esperan que para julio de este año todas las historias estén traducidas al inglés para que propios y extranjeros conozcan la otra cara de esta historia.

Conozca aquí el especial multimedia.

Hacemos Memoria
Más sobre el autor / Hacemos Memoria

Deja tu respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>